Un equipo joven, con nuevas ideas y conceptos que apuntan hacia una arquitectura sostenible, capaz de adaptarse al entorno físico y social en el que se desarrolle cada proyecto.

Somos Arquitectos jóvenes, dinámicos capaces de abarcar distintas problemáticas arquitectónicas, reconociendo la arquitectura desde sus orígenes como el arte de planear-proyectar-diseñar y construir espacios habitables

Ofrecemos distintas modalidades de servicio de Arquitectura, de forma integral o parcial para adaptar su proyecto a medida de sus deseos y necesidades.

Se plantea como un puente entre el habitante y la configuración de espacios, apostando por rematar en armonía en el tiempo y espacio.

Uno de nuestros principios fundamentales es entregar más de una alternativa al cliente, siendo el parte esencial en un eventual proceso de diseño, ya sea un proyecto de arquitectura, asesoría en diseño de interiores, maquetas profesionales o imágenes digitales.

Abordamos todo tipo de proyectos entre los que se incluyen Viviendas, Comercios, Oficinas, Hoteles, Stands y Fachadas.

Dibuje sus ideas y contacte con nosotros para que podamos ayudarle a hacer realidad su proyecto.

lunes, 2 de julio de 2012

Le Corbusier, Capiila Saint Pierre de Firminy





Estilo: Arquitectura moderna
Costo: 7.6 millones de euros
Estilo estructural: Hormigón armado
Localización: Firminy, Francia
Uso: Religioso
Inicio: 1971/ interrumpida en 1978
Fin: 2006/ reanudada en 2003
Dimensiones: 33 mts de altura, 25 mts de lado









El proyecto de St. Pierre de Firminy, le fue encomendado a le corbusier por el alcalde de la época, J.F. Baud. el arquitecto realizó los estudios entre 1961-64, pero los trabajos, no se desarrollaron hasta que pasaron cinco años de la muerte del arquitecto, en 1973.
El diseño cuenta con cinco primeros niveles construidos en hormigón armado, construidos hasta 1976. En 1978, se paralizó la obra por falta de fondos.



La iglesia de Saint-Pierre en Firminy, (Loira, Francia), es la última gran obra diseñada por Le Corbusier. Concebida inicialmente como iglesia, su construcción dio comienzo póstumamente en 1971 (seis años después de la muerte del arquitecto), pero problemas financieros y políticos obligaron a interrumpir las obras en 1978. En 2003, veintinco años después de su suspensión, el ayuntamiento de la ciudad decidió financiar la reanudación las obras, y el edificio fue finalmente inaugurado en 2006.
Siendo Francia un estado laico, las leyes del país impiden financiar obras dedicadas al culto religioso, por lo que el edificio se emplea como centro cultural, siendo las plantas primera y segunda salas de exposición, mientras que la planta baja se utiliza oficiosamente como templo.
El edificio ha sido considerado por parte de la crítica como la obra europea más importante del arquitecto

La iglesia fue uno de los varios edificios encargados al arquitecto a principios de la década de 1950 por el entonces alcalde de Firminy Eugène Claudius-Petit. Los primeros bocetos datan de 1961, y estaban basados en un antiguo diseño del propio arquitecto para una iglesia en Tremblay en 1929. Sin embargo, Le Corbusier murió antes de que se diese luz verde al diseño, y éste fue finalizado por José Oubrerie; uno de los empleados en el estudio del maestro.
La primera piedra de la construcción se colocó en 1970, aunque las obras no se iniciaron realmente hasta noviembre de 1973. Dificultades financieras y la retirada del apoyo al proyecto por parte de la iglesia católica paralizaron la obra en varias ocasiones, siendo la definitiva la parada de 1978. 
La construcción se mantuvo en estado ruinoso durante varios años, hasta que para evitar la demolición del edificio, el alcalde solicita la declaración de la ruina como Patrimonio Histórico de Francia, lo que se consigue en 1996. Basadas en un nuevo proyecto presentado en 1993, las obras se reanudan en 2003, finalizándose el edificio en 2006. Para poder concluir la construcción hubo que actualizar el diseño, con objeto de satisfacer los requisitos de la nueva normativa. Ello obligó a practicar nuevas salidas de incendios y a la instalación de un ascensor. Paralelamente, el nuevo uso del edificio como museo obligó a realizar modificaciones tanto en el interior como en el exterior del edificio.
A pesar de que el templo no está consagrado y oficialmente está catalogado como un centro cultural, en la práctica se utiliza también en su función original de templo.



Con motivo de la designación como monumento histórico en 1996, el alcalde de Firminy en 2001, dispuso la reactivación del proyecto, el cual se vinculó con el Centro Internacional de Diseño. Se convirtió en anexo del museo de Arte Moderno de Saint Etienne, que se dedica a la recepción de objetos de diseño. También funciona como un lugar referencial para la obra de Le Corbusier.
Para la reactivación de la obra, un equipo multidisciplinario realizó numerosos estudios previos, incluyendo aspectos legales y arquitectónicos.
Los trabajos se realizaron en distintas fases: en primer término, se renovaron las partes ya existentes, luego se construyó el casco de hormigón armado y finalmente, se realizó la parte nueva.
A cargo de la obra estuvieron los arquitectos: Jean-François Grange-Chavanis, por la comuna, y José Oubrerie, quien fuera colaborador directo de le corbusier durante el diseño.
El proyecto representa uno de los últimos trabajos del arquitecto suizo-francés. Su aspecto exterior semeja un cono asimétrico, erigido sobre una base de concreto.
El proyecto inicial de le corbusier debió ser modificado por su antiguo colaborador, Oubrerie, pues los fondos para la concreción de la obra, provenían de la comuna, y según la legislación francesa, no se permite destinar fondos para iglesias. Por este motivo, se destinó la casa parroquial de la planta, para sala de exposiciones.



El edificio, de planta cuadrada y alzado cónico, está soportado por 12 grandes pilares (tres por lado). La fachada está compuesta por una base de apariencia ligera cerrada con grandes paños de vidrio, sobre la que se eleva un cuerpo cónico de aspecto macizo construido con una losa de hormigón armado de 22 cm de grosor. En la fachada este aparecen varias pequeñas perforaciones en la losa, que en el interior generan un juego de luz simulando constelaciones de estrellas. El volumen cónico del edificio dispone de varios lucernarios en su reate superior, y alberga el campanario.
Interiormente la distribución sigue dos ejes perpendiculares que dividen los espacios en una proporción de 2/3 y 1/3 en planta baja, y de 1/2 y 1/2 en las plantas primera y segunda. El acceso a la iglesia se efectúa a través de una rampa ascendente.


































No hay comentarios:

Publicar un comentario