Un equipo joven, con nuevas ideas y conceptos que apuntan hacia una arquitectura sostenible, capaz de adaptarse al entorno físico y social en el que se desarrolle cada proyecto.

Somos Arquitectos jóvenes, dinámicos capaces de abarcar distintas problemáticas arquitectónicas, reconociendo la arquitectura desde sus orígenes como el arte de planear-proyectar-diseñar y construir espacios habitables

Ofrecemos distintas modalidades de servicio de Arquitectura, de forma integral o parcial para adaptar su proyecto a medida de sus deseos y necesidades.

Se plantea como un puente entre el habitante y la configuración de espacios, apostando por rematar en armonía en el tiempo y espacio.

Uno de nuestros principios fundamentales es entregar más de una alternativa al cliente, siendo el parte esencial en un eventual proceso de diseño, ya sea un proyecto de arquitectura, asesoría en diseño de interiores, maquetas profesionales o imágenes digitales.

Abordamos todo tipo de proyectos entre los que se incluyen Viviendas, Comercios, Oficinas, Hoteles, Stands y Fachadas.

Dibuje sus ideas y contacte con nosotros para que podamos ayudarle a hacer realidad su proyecto.

lunes, 28 de mayo de 2012

Rem Koolhaas, Casa en Burdeos







Arquitecto: Rem Koolhaas
Construido en: 1994-1998
Piso: 3
Área construida: 500m2






Considerada una de las mejores casas de la década de los noventa del siglo pasado, esta casa de Koolhas/OMA en Burdeos se asienta sobre un jardín de estilo inglés de una antigua mansión y cerca de una cantera abandonada. Según parece su promotor, un paralítico le dijo a Koolhas: "Esta casa es mi mundo, por favor, hazlo lo más complejo posible" y así fue. Koolhas creo una casa dispuesta en tres plantas, como una villa clásica pero completamente diferente, su aspecto, que nos recuerda al brutalismo de las villas de Le Corbusier en la India se caracteriza por su fachada de hormigón, lo que le valió el sobrenombre de "El búnker". El búnker sobre sale de forma espectacular de una de las vertientes de la colina y se coloca sobre una casa ocultada al exterior donde el cristal es el material protagonista. La interrelación entre el interior y el exterior es ás parecida a un gran rompecabezas que a un espacio continuo. Cerca del centro de la planta, una sección de suelo del tamaño de una habitación, se ha transformado en ascensor-oficina, que se mueve entre los diferentes niveles de la casa.



Se trata de una vivienda unifamiliar en la que la tecnología se une con la arquitectura para crear un universo al mismo tiempo simple y complejo. La casa en Burdeos ha sido proyectada para una familia compuesta por los padres y los tres hijos, pero con un objetivo particular. El cliente, Jean François Lemoine, quedó paralítico como consecuencia de un accidente automovilístico, moviéndose en silla de ruedas, y deseaba una vivienda que pudiera satisfacer sus propias necesidades y que fuese al mismo tiempo una casa para toda la familia: una solución que lograra combinar dos vidas paralelas.
El edificio no tendría que ser una vivienda para un minusválido, sino todo un universo diverso y sorprendente, un escenario creativo en el que se desarrollaría la mayor parte de sus días.

La vivienda se encuentra situada sobre una colina cerca de Burdeos, Francia y está rodeada por un parque de estilo inglés.

Se trata de un proyecto práctico, destinado a solucionar más que adecuadamente los requerimientos funcionales, físicos y psicológicos del propietario que se desplaza en silla de ruedas y de su familia, creando tres mundos diferentes, uno en cada planta, unidos por un eje común, un ascensor.

El edificio está compuesto por tres casas sobrepuestas una sobre la otra: tres plantas de naturaleza completamente diferente y en claro contraste visual. La planta más baja está excavada en las laderas rocosas y se dispone en varias cuevas; la planta de en medio es acristalada y transparente; y la planta más alta está dividida en varias habitaciones.

  • Primer nivel
La planta situada más abajo ha sido excavada literalmente en la colina y consiste en un semisótano, con una pared de vidrio que da al patio de entrada. Cada una de sus habitaciones está excavada en el terreno de forma independiente, la entrada principal, la cocina, el lavadero, una bodega, la sala de TV, y el área de servicio. Para subir a los siguientes niveles se ha colocado un ascensor y una escalera. La escalera desemboca en la terraza de la planta baja.
  • Segundo nivel
La planta central es la que principalmente llama la atención: dedicada a la zona de día, está abierta a todos los lados y acotada sólo por paredes acristaladas que excluyen el interior creando una estrecha relación con el jardín. En este nivel se ubican, además de la sala de estar, el comedor, la terraza, un estudio y el ascensor
La inmaterialidad de la planta central hace que la planta superior de cemento quede como suspendida, levitando en el aire. La planta baja, aun estando en parte bajo tierra, no da la idea de cierre al interior, se abre como un patio transitable desde el que se accede a la entrada principal en el corazón de la vivienda, donde también están situados las conexiones verticales.
Una pared corredera de vidrio permite abrir la sala de estar a la terraza, a la vez que por su posición la protege. Toda la luz que invade la sala contrasta con su techo de hormigón rústico, que determina de forma abrumadora el espacio.
  • Tercer nivel
La planta más alta está dividida en dos partes dedicadas respectivamente a la pareja y a los niños. Es una caja protectora de hormigón con espacios varios interconexos, algunos de los cuales se abren al cielo. El dormitorio de los padres se abre al paisaje en el extremo oriental abierto de la caja y los dormitorios de los niños acceden al paisaje desde determinados puntos de las habitaciones, la cama, el baño o el escritorio, y a través de unos pequeños ojos de buey, ahusados y oblicuos, ubicados a unas alturas específicas.
La planta de noche invierte la filosofía aplicada al cuarto de estar, interiorizando los ambientes que se asoman al exterior solo por ojos de buey recortados en el cemento y situados con cuidado para ofrecer los escorzos mejores sobre el panorama que la rodea.

Primer nivel, 1-entrada principal, 2-cocina, 3-lavadero, 4-ascensor, 5-bodega, 6-sala TV, 7-zona servicio


Segundo nivel, 1-sala de estar, 2-comedor, 3-terraza, 4-estudio, 5-ascensorç

Tercer nivel, 1-dormitorio padres, 2-baño, 3-ascensor, 4-dormitorio, 5-baño





Ascensor

Los diversos niveles están atravesados por una ingeniosa plataforma que se desplaza verticalmente por medio de un pistón, no es un simple ascensor, sino una verdadera habitación sin paredes pensada como estudio para el dueño, la cual le permite ir desde la cocina al cuarto de estar o al dormitorio, sin moverse del escritorio. Las paredes que rodean la plataforma están equipadas con librerías, de modo que el Sr. Lemoine puede alcanzar fácilmente sus libros yendo hacia arriba o hacia abajo en su estudio.
El ascensor es el espacio clave de la casa que la abre a todos sus habitantes, vayan o no con silla de ruedas. En el sótano, el ascensor se abre a la bodega y forma parte de la cocina. En la panta baja, domina la sala de estar en el último nivel se convierte en una alcoba del dormitorio principal.













Estructuralmente la planta en voladizo únicamente está sustentada en un de sus extremos por el pórtico de acero situado más abajo y por una viga que se apoya sobre la pared exterior de hormigón y el cilindro revestido de acero inoxidable que encierra de la escalera en el otro. Este resulta un “extraño” pilar con respecto a la viga en voladizo, por lo que se equilibra mediante un tirante anclado al terreno del patio.

Pilares

A no ser dos perfiles de acero en el sótano, no existen en esta construcción nada que se pueda llamar auténtico pilar, como tampoco muros de carga. Habitualmente las construcciones tienen bases sólidas y las partes de arriba más ligeras. En esta casa sucede todo lo contrario, la enorme caja de hormigón se apoya sobre un espacio abierto, aparentemente sin mayores apoyos y con paredes de cristal. Por lo general las vigas sostienen las cargas desde abajo, en este proyecto una enorme viga de acero, de casi un piso de altura, se apoya sobre el edificio como si fuera cualquier cosa, menos un miembro imprescindible de la estructura y así sucesivamente con todos los elementos o detalles de la construcción, como si se tratara de un juego manual.
Vacíos y llenos, lo introvertido y lo extrovertido, animan tanto las fachadas como los interiores junto a la buscada asimetría, y se hacen posibles gracias a ingeniosas soluciones funcionales y estructurales.

Las combinaciones de los materiales subrayan el dualismo recurrente: el cemento se contrapone al cristal y al aluminio, se mezcla con el acero, creando una fascinante ambigüedad estructural.
Cemento visto, pintado de gris en los techos del salón, revestimiento de cromo reflectante en la caja de escalera al atravesar la terraza para conferirle una apariencia incorpórea.






























1 comentario: